lunes, 14 de julio de 2008

La Paraulata y el Turpial grandes pájaros cantores venezolanos mueren por su pico

Paraulata llanera (Minus gilvus)


Turpial o Turpiara en idioma Caribe


Comentario de libro por Pedro Luis Biern
Fuente: El siguiente articulo es una trascripción y comentario conservacionistas sobre los apuntes del viaje a Venezuela de Jenny de Tallenay, “Souvenirs du Vénézuéla” Editado por la Librería Plon de París en el año 1884. Posteriormente es traducido al español en Venezuela en 1954 con el título “Recuerdos de Venezuela” Biblioteca Popular Venezolana, No. 51 Ediciones del Ministerio de Educación, Caracas. Y que es la edición que utilizo para esta trascripción, de las pps. 40-41.
A medida que avanzábamos, la animación aumentaba en la carretera. A la derecha y la izquierda se levantaban ranchitos en un umbral de los cuales aparecían negras llevando sus niños a horcajadas; veíamos pasar indias de perfil regular, con pañolones rojos envueltos graciosamente sobre una espesa cabellera negra, un tabaco en la boca, el aire triste e indiferente. Gran cantidad de pájaros varias especies saltaban alegremente en las hojas. Advertimos uno de un bello color anaranjado, con la punta de las alas y la espalda negras, que recordaba mucho por su forma la urraca de Europa, aunque tenía el pico mas alargado. Era un “Icterus”, llamado aquí “turpial” al cual Cuvier ha dado el nombre de “cacique”. Sus costumbres son las mismas que las de la urraca. Como ella se apodera de todo lo que brilla. Su nido se parece a una botella abierta en el fondo. Estos pájaros viven en familia, sobre el mismo árbol, y se domestican muy fácilmente. El “cacique” está dotado de una garganta extraordinaria; su canto es vibrante, sonoro, estridente. Recuerda los aires que le enseñan y los repite con una perfección asombrosa. A pesar de todas sus facultades no puede pretender, sin embargo, al primer rango entre los cantores alados de Venezuela. El ruiseñor de la América del Sur es una especie de tordo que se llama “paraulata” en castellano y “turdus polyglottus” en latín científico 1. Sus acentos son suaves, melodiosos, más bien melancólicos, y durante la noche llenan la profundidad de los bosques. Como el “cacique”, la paraulata posee una memoria musical muy notable. Estos dos pájaros se venden, hasta en el mismo país, a muy alto precio, y un buen cantor vale hasta doscientos francos.
Según Eduardo Röhl, Fauna descriptiva de Venezuela existen la paraulata llanera (mimus gilvus), la paraulata ajicera (Turdus leucomelas) y la paraulata montañera (Turdus serranus)). (N. Del T.)
Como puede verse ya hace muchos años se comerciaban Los Turpialas y Partaulatas entre otros pájaros y a muy buen precio.
Según Phelps El Turpial Común (Icterus icterus icterus) (Icterus i. nigrogularis) y Icetrus ridway y metae) su canto es un silvido fuerte, melodioso, usualmente repetidos. Canta una serie agradable de notas variadas y melancólicas. Es el ave Nacional de Venezuela.
Paraulata Llanera (Mimus gilvus melanopterus) y rostratus

La trujillana dio tremendo batacazo al obtener el primer lugar: Martina Volcanes conquistó Parque nacional El Avila

Ganadora


Llegada del circuito Gatorade

Fuente: www.diarioeltiempo.com Valera, viernes 27 de junio de 2008
Hernán Araujo. Sin lugar a dudas existen hechos noticiosos dignos de admirar, los cuales transitan imperdurablemente entre las cedras del infinito tiempo. Y lo obtenido por Martina Volcanes, trujillana de pura cepa, es parte de dicho concepto. Ello tras obtener el primer lugar del Clasificatorio Nacional de Montaña, realizado en la ciudad capital, específicamente, Parque Nacional El Ávila.
Allí con una gran preparación física, la licenciada Martina Volcanes pudo conquistar esa prueba escenificada entre las montañas del Parque Nacional El Ávila, siendo una competición del alto rango registrando un tiempo final de 51’16’’. Este clasificatorio nacional, Circuito Gatorade, albergó a 200 corredores provenientes del amplio territorio venezolano, en edades comprendidas entre 16-19 años (libre); 20-29 (Master A); 40-44 (Master B); 45-49 Master C y 50-54 (Master D).
Esta ganadora aprovechó la oportunidad para agradecer a todos aquellas personas, que contribuyeron con su granito de arena, haciendo de ese sueño una realidad. “Agradezco a las autoridades del L.B. Mesa de Esnujaque” como también a la Universidad Pedagógica Experimental Libertador”.
Martina quien llegó a Caracas en silencio e incluida entre el grupo de las no favoritas, fue primera en el circuito, clasificando categóricamente el suramericano de montaña. Por ello a la licenciada Volcanes, felicitaciones por pintarse de guerrera, ganando con guáramo trujillano la magna prueba y besando un admirable primer lugar venciendo a 200 atletas en tiempo general de 51’16’’.

El Turpial es el Ave Nacional de Venezuela

Foto de Turpial (Icterus icterus icterus)


El Turpial

El Turpial (Icterus i. icterus)
Fue declarado Ave Nacional el 23 de mayo de 1958. Se reconoce por sus colores amarillo-naranja en todo el cuerpo, excepto la cabeza y las alas que son negras con partes blancas y tiene una mancha azul pequeña pero intensa alrededor de los ojos. Vive en solitario o en parejas en lugares cálidos, como los llanos, cardonales, matorrales espinosos, bosques deciduos (que pierden las hojas) y bosques de galería (en los márgenes de los ríos).
Descripción
Ave perteneciente a la familia de los ictéridos que se caracteriza principalmente por su variado y melodioso canto. Entre las características físicas más resaltantes se encuentra que tienen una longitud que varia entre los 17 y 24 cm, su plumaje es negro con amarrillo, su pico es de forma cónica, agudizado y comprimido, uno de los pájaros cantores más bellos de nuestro país. Su canto variado y melodioso se escucha al amanecer y es muy apreciado en los hogares, vive solo o en parejas y se alimenta de insectos y frutas.

Proyecto de realinderamiento pretende resolver problemas del Parque Nacional El Avila

Fuente: www.mci.gov.ve Gobierno Bolivariano de Venezuela, 13/9/2005
REALINDERAMIENTO Renuncia Presidente de Inparques
La idea es eliminar de El Ávila todas aquellas áreas que tienen más de cincuenta o sesenta años invadidas. Se plantea el desarrollo urbanístico del estado Vargas. La actual gestión de Inparques propone el decreto de cuatro nuevas áreas protegidas.
El objetivo principal del proyecto es estudiar un nuevo lindero que permita optimizar el manejo y así resolver los problemas que actualmente presenta el parque nacional. Igualmente Pietro Vallone señaló que “los límites de los parques, en ninguna parte del planeta son límites absolutos; tienen una flexibilidad histórica que tiene que ver con el devenir natural propio del parque y con la situación del país en que está ubicado”.
En el caso específico del Parque Nacional El Ávila en el año 1961, se estableció un lindero sobre la Cota 900 hacia Caracas, en la vertiente sur, y la Cota 120 hacia Vargas, en la vertiente norte. Gran parte de la ciudad ha invadido al parque nacional en diferentes zonas como Mecedores, Blandín y Plan de Manzano. La invasión como tal se asume, sin embargo, el hecho de estar asentada en un parque nacional, ha impedido que estas comunidades cuenten con planes de ordenamiento y los servicios públicos básicos.
La idea es eliminar de El Ávila todas aquellas áreas que tienen más de cincuenta o sesenta años invadidas y, al mismo tiempo, permitir en la vertiente del litoral la posibilidad de desarrollar el estado Vargas, pues el 75% de este estado se encuentra protegido bajo la figura de parque nacional. “De no liberar una parte significativa que permita el crecimiento lógico y natural del estado en términos de servicios, viviendas, vialidad, es decir, en términos de estructura urbana, no tendrá otra alternativa de desarrollo”, acotó Vallone, “para que estas comunidades puedan vivir humana y decentemente”.
“Al subir el lindero de la cota 120 a la 240 estamos deslindando 3.500 hectáreas, de las cuales 1.200 hectáreas ya están invadidas por ranchos, en realidad lo que dejamos al estado Vargas con posibilidad de crecimiento urbano son 2.000 hectáreas contempladas dentro de ese sector”, comentó Vallone y seguidamente aclaró que “no hay un permiso otorgado a todo esto, porque se trata de una idea”.
En Maiquetía hay una zona que está dentro del parque nacional donde se ubica el vertedero sanitario de Santa Eduvigis. Es en ese sector donde se plantea la idea de desarrollar 4 mil viviendas, antes de que se convierta en un rancherío desorganizado, eliminando el vertedero de basura que en el sentido ambiental es verdaderamente negativo, además de afectar el funcionamiento del Aeropuerto Internacional de Maiquetía.
Aclaró que “la idea no es que el parque nacional merme por la presión del crecimiento vegetativo de la población”, aún más cuando la revisión del lindero permite descubrir que hay áreas que no están protegidas y que deberían estarlo, como es el caso de los bosques ubicados en la región de Birongo, donde hay formaciones importantes, como el Monumento Natural Cueva Alfredo Jahn, y otros dos sistemas de cuevas que por su interés biológico deben ser incorporadas al Parque Nacional El Ávila, incrementando la superficie del parque nacional de 82.192 a 87.290 Ha.
Nuevas áreas protegidas
La matriz mediática ha pretendido presentar a algunos de los proyectos del Gobierno Bolivariano, como los Núcleos de Desarrollo Endógeno en Parques Nacionales, la nueva Ley de Fronteras y más recientemente, el proyecto de Ampliación y Realinderamiento del Parque Nacional El Ávila como medidas que a su corta interpretación y flagrante mala intención atentan contra el ambiente y su preservación. Lejos de eso, es preciso resaltar que la mayor parte de las invasiones y otras afectaciones a los parques nacionales del país sucedieron a lo largo de los 40 años del puntofijismo.
La actual gestión de Inparques propone el decreto de cuatro nuevas áreas protegidas como lo son el Corredor Biológico de la Sierra de Portuguesa, el Monumento Natural Galeras de Guarumen, el Parque Nacional La Paragua y el Monumento Natural Cerro La Chapa, aumentando en más de cinco mil hectáreas el territorio nacional perteneciente al Sistema Nacional de Parques, lo que convierte a la República Bolivariana de Venezuela en la nación con mayor proporción de áreas bajo régimen de administración especial per cápita del mundo.

Con información de la página web de Inparques/MCI

¿El Avila resguardado?

Terraplen para Ciudad Camino de Los Indios


Imagen de satélite de complejo social de viviendas Camino de los Indios se observa en gran movimiento de tierra realizado

Fuente: www.tuguiadigital.com Caracas, 3/8/2007
Mucho se ha comentado sobre el nuevo proyecto del gobierno venezolano en relación a la creación de la primera Ciudad Socialista Camino de los Indios. Hay quienes aseguran que se realizará dentro del Parque Nacional El Ávila. Respecto a ello entrevistamos al Presidente de Imparques Jesús Cegarra, quien de manera tajante aseguró que no se tocará el área del parque. "La obra se realizará en el extremo occidental del Parque Nacional El Ávila por la via de la autopista a 200 metros de los límites del área natural protegida en el sitio de Boquerón".
A la pregunta de por qué que ahí cerca del avila, el funcionario respondió: "No podemos desarrollar al país si no se tocan uno de estos espacios naturales". Para poder recuperar infraestructura y crear lugares habitacionales siempre ha sido necesraio la afectación. Ojo, se afecta el espacio no se destruye", agregó. No así, el ministerio para el poder popular del ambiente en conjunto con Impaques han mantenido un elevado componente ambientale en todos estos proyectos que impliquen invasión ambiental.

Caracas. El collar del gigante

Caracas vista nocturna al fondo El Avila

Caracas puesta de sol

Caracas al atardecer

Caracas en la noche desde El Avila

Fuente: Escrito por Blanca Strepponi, Revista NUEVA SOCIEDAD, No. 120, julio – agosto de 1992, pp. 38-43
(Blanca Strepponi: Escritora venezolana de origen argentino. Ha publicado cuatro libros y recibido varios reconocimientos literarios. Es miembro del equipo editor del Fondo Editorial Pequeña Venecia y
actualmente está a cargo de la coordinación de la revista Criticarte, Caracas.)
¿De qué color es Caracas?
A pesar del hacinamiento, Caracas es verde. La ciudad ha arrebatado con empeño su espacio a la naturaleza, pero ésta muestra sus señales al menor descuido: las plantas crecen donde sea, deseadas o no, y los animales son una presencia constante.
La variedad de insectos es asombrosa: zancudos, gusanos, abejas, avispas, mariposas espléndidas y desagradables mariposas nocturnas; lagartijas, culebras, perezas, ardillas, rabipelados... En cuanto a los pájaros, no deja de sorprender su extraordinaria diversidad. ¿En dónde resisten? En el Avila, claro está, miles de hectáreas de parque nacional bordeadas por una ; y en los jardines y en los innumerables cerros aún vírgenes porque no es posible construir sobre ellos.
Sobre el río Guaire, que atraviesa longitudinalmente el valle, y cuyas aguas se han convertido en cloaca, las garzas reposan y guardan el secreto de su intacta blancura.
Todavía es posible recoger mangos en la calle y son frecuentes los árboles de aguacate y otros frutales en los jardines. Caracas es verde.
¿De qué privilegio gozamos los habitantes de esta ciudad atormentada? Del Avila, responderá cualquiera.
Para los más activos, que son muchos, la contemplación no es suficiente. Apenas sale el sol, hileras de personas suben sus cuestas por las distintas entradas, según sus gustos y comodidad. Sin embargo, esta afición por la naturaleza y el cultivo de la salud no está exento de otros significados. En la subida de Altamira, una zona de clase alta, se reúne la flor y nata de la sociedad: políticos, empresarios, artistas, modelos, gente rodeada por el aura del éxito económico, chocante expresión para un país empobrecido vertiginosamente. Pero el Avila es de todos, no cabe duda. Por la empinadísima subida de San Bernardino, hacia el Oeste, grupos familiares ascienden con esfuerzo. Muchos no usan monos de trotar, sino viejos bluyines, tampoco sofisticados morrales de cintura, sino bolsas plásticas con botellas de refrescos y alimentos para merendar.
Dije antes que el Avila nos protege del mal. Esta generosa montaña es un refugio, está llena de misterios, de belleza, de fragancias, de silencio y sonidos enigmáticos, de cascadas frías y cristalinas, de pozos de agua transparente donde sumergir el cuerpo y olvidar. También hay peligro, pero el peligro obedece aquí a designios más nobles; el miedo aquí nos acerca a un mundo casi perdido.
La ciudad ha arrebatado con empeño su espacio a la naturaleza, pero ésta muestra sus señales al menor descuido.
El sonido del viento que agita las copas de los árboles, el fuerte aroma que la tierra, las quebradas que multiplican sin cesar el paisaje, embriagan los sentidos. Pero si por un instante el caminante se vuelve, como la mujer de Lot, quedará paralizado, esta vez por la extraña belleza de su visión: desde las laderas del Avila, Caracas ofrece su esplendor.
El rumor humano alcanza a cubrir con una débil pátina la voz de la montaña. Los hombres habitan el valle sinuoso y caótico, con sus barrios color terracota que persiguen meticulosamente el perfil de la tierra, sus altas torres de cristal en el eje central del valle y sus edificios de elegancia rebuscada, rematados por feas antenas parabólicas atentas al tronar del mundo.
Hacia el Oeste, una franja marrón en el horizonte señala la alta contaminación de la zona céntrica, y más hacia el Oeste ya no se ve nada, porque traspasando la frontera del centro hay otra Caracas, uniforme, ruidosa y compacta, la Caracas definitivamente pobre y violenta de los barrios y grandes bloques de edificios dejados de la mano de dios. Las espaldas de la ciudad, el rostro oculto e ignorado que hace oír empecinadamente su ira.
Pero de noche la ciudad es una joya, raro collar para un gigante que se extiende de Oeste a Este, con largos brazos hacia el Sur. Los cerros titilan y todo es hermoso, pues los deslumbrantes cielos nocturnos cubren compasivos la miseria de la tierra.

Cinemateca estrenó Jardín de las Piedras marinas

Zóez creador del jardín de las piedras soñadoras

Parte del jardín de las piedras soñadoras

Otra parte del jardín de las piedras marinas soñadoras


Detalle de las piedras marinas en perfecto equilibrio


Detalle de las piedras marinas en perfecto equilibrio

Fuente: www.elnuevodia.com Puerto La Cruz, viernes 27 de junio, 2008
La Fundación Cinemateca Nacional, ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Cultura, presenta en el espacio Estrenar el cine nacional, un documental sobre un museo muy particular.
El jardín de las Piedras Soñadoras es un registro hecho al Museo de las Piedras de Zóez, muy conocido por los visitantes del parque nacional Ávila, en el cual el espectador pudo obtener imágenes de este interesante lugar, ayer, en la sala de la Galería de Arte Nacional.
El Museo de las Piedras Marinas Soñadoras creado por Gonzalo Pérez, mejor conocido como Zóez, es ejemplo del equilibrio que se traduce en obras de carácter plástico realizadas con piedras colocadas unas sobre otras, formando esculturas que desafían la gravedad y mantienen un balance que es logrado con mucha paciencia y dedicación. Un lugar único en Venezuela y el mundo, en sintonía con la belleza natural del parque nacional El Ávila, donde también el juego interactivo de los visitantes, es posible cuando se les da la oportunidad de construir su propia obra.
Los creadores de este documental son dos productores nacionales independientes que han venido incursionando en la creación audiovisual luego de su experiencia por talleres de formación en instituciones como el Laboratorio del Cine y el Audiovisual. La dirección, guión y producción corren por cuenta de de Gregory Navarro y Soris Hernández.
Historia del jardín
Fue creado hace aproximadamente 14 años, aunque la inauguración oficial fue el 30 de junio 1990. Es una visita lúdica, porque al llegar se empieza a jugar, Zoe, su creador, lo fomenta y lo goza. Al entrar se debe quitar los zapatos e inmediatamente llenarse de paciencia para armar la escultura de piedra que está en la entrada. El que no lo logre se queda afuera. Luego mujeres y hombres entran por distintos senderos y al encontrarse deben abrazarse para continuar el recorrido. Al fondo hay una gran cantidad de esculturas con piedra haciendo equilibrio.

El Teleférico reabre luego de remociones

Teleferico actual de El Avila

Fuente: www.eluniversal.com Caracas, jueves 19 de junio, 2008
Teleférico reabre luego de remociones. Se hizo mantenimiento de las poleas y equipos de rodamiento. Después de 13 días de cierre por remodelación en el sistema eléctrico y mecánico, cabinas y áreas al aire libre, el sistema teleférico Warairarepano reabre su servicio al público.
Aldrin Rangel, coordinador de Operaciones del sistema teleférico Warairarepano, explicó en un comunicado de prensa del Ministerio de Turismo, que siguiendo las normas dictadas por la empresa austríaca Doppelmayr (fabricante del sistema de funiculares), se hizo el mantenimiento mecánico a los rodamientos de las poleas de retorno y la motriz (equipos que permiten movilizar todo el sistema).
Estas revisiones fueron ejecutadas por personal de la compañía Doppelmayr, quienes supervisaron la sustitución de los equipos, e inspeccionaron los puntos de las estaciones que conforman el sistema de cabinas.
Según normas de la mencionada empresa, después de 25.000 horas de uso se recomienda sustituir los rodamientos, pues de esta manera se optimiza el servicio y se garantiza el buen funcionamiento. Las poleas a las que se les efectuó mantenimiento están ubicadas en las estaciones de subida y retorno. Este mecanismo permite el deslizamiento del sistema.
Los trabajos incluyeron, además, la revisión del sistema reductor de repuestos, uno de los equipos que funciona para regular las velocidades del sistema.
También sembraron pinos, plantas y árboles; y se limpiaron, fumigaron, pintaron y abastecieron de víveres los restaurantes en la estación Humboldt, en la cima del Parque Nacional El Ávila.

El Parque nacional El Avila serà sede de la I Válida del Circuito Gatorade de Carreras de Montaña

Fuente: www.rctv.com El Observador on line Caracas, 27 de junio, 2008
En la IV Edición del Circuito Gatorade y I Válida de Carreras de Montañas, pertenecientes a éste, estarán participando alrededor de 500 corredores en diferentes categorías, tanto para damas como para caballeros.
Este domingo 15 de junio, en el Ávila, se estará disputando la III y última válida del circuito de 10 Km.
Mientras que para el próximo sábado 21 de junio se dará inicio a la I Válida, la cual tendrá partida en la Av. Codazzi, San Bernardino por el corta fuego.
Mas informacion sobre carreras de montaña www.hipereventos.com

Guardaparques rinden tributo al Libertador Simón Bolívar

Caracas y El Avila vista panorámica

Fuente: www.abn.info.ve/go ABN Agencia Bolivariana de Notias Caracas, 12/12/2007
Caracas, 12 Dic. ABN.- Guardaparques rindieron tributo al Libertador Simón Bolívar, en la Plaza Bolívar, en Caracas, a propósito de celebrarse este miércoles el 49 aniversario de haber sido decretado Parque Nacional el cerro El Ávila.
El evento se realizó con la asistencia de las autoridades y personal del Instituto Nacional de Parques (Inparques), así como de representantes del Escuadrón Montado de la Guardia Nacional.
La actividad se inició con honores ante la estatua ecuestre del Libertador, seguidos del himno nacional de la República Bolivariana de Venezuela.
El presidente de Inparques, Jesús Alexander Cegarra, señaló: 'Estamos celebrando al Waraira Repano y era necesario homenajear con una ofrenda floral al Padre de la Patria y, a la vez, agradecer a Dios por este hermoso espacio, privilegio para los caraqueños, por ser fuente de oxígeno, tranquilidad y espacio para el esparcimiento'.
Destacó que han trabajado por la recuperación de El Ávila, “a fin de ponerlo a la disposición del colectivo'.
'Estamos en una fase de trabajo integrado con los 50 guardaparques que posee el parque, los bomberos forestales, el Escuadrón Montado de la Guardia Nacional, grupos de salvamento y rescate, grupos de voluntarios y organizaciones no gubernamentales, más el ciudadano común del colectivo”, explicó.
Subrayó que este evento también es un reconocimiento para los 6 millones de pobladores caraqueños que, con toda la problemática de la ciudad, “se identifican con El Ávila y han aprendido a vivir en armonía con este pulmón de vida. Cada día establecen una mejor relación con el Waraira Repano'.
No obstante, dijo que ciertamente Inparques presenta algunas dificultades que han ido resolviendo “con alianzas con otros entes oficiales, convenios con organismos privados y la incorporación de las comunidades'.
Inparques ejecuta desde hace dos años el Proyecto Waraira Repano, iniciativa del presidente de la República, Hugo Chávez Frías, para fortalecer este espacio en infraestructura, personal, servicios, conservación ambiental, vigilancia y control, así como mantenimiento sostenido al Parque Nacional El Ávila.
El 12 de diciembre de 1958 El Ávila fue decretado parque nacional. Esa condición jurídica le otorgó privilegios de área conservada y protegida para garantizar la soberanía de recursos naturales característicos de la zona como fuentes de agua, flora y fauna.

El Araguaney es el Arbol Nacional de Venezuela

El Araguaney en flor


Dibujo de Araguaney en flor

Se trata de una hermosa especie de flores amarillas que adorna los llanos, valles y sabanas del país. El gran escritor Rómulo Gallegos acuñó la frase "La primavera de oro de los araguaneyes", para simbolizar la llegada de esta estación.
Cuenta con un tronco fuerte, compacto, recto, cilíndrico y de aproximadamente 60 cm. de diámetro. Es considerado como una de las maderas más duras y resistentes del continente americano. Su altura oscila entre los 6 m. y 12 m.
Entre febrero y abril ocurre la floración masiva, que puede durar varios días. Para el período de lluvias las semillas suelen estar maduras, y es en ese momento cuando ocurre la germinación.
Araguaney (Tabebuia chrysanta), su nombre científico Tabebuia es de origen indígena y Chrisantha se deriva de los vocablos griegos que significan " voz de oro ". Es conocido con los nombres de Acapro, Curari, Araguán o Cañada, Flor Amarilla y Puy..... En toda la topografía venezolana se puede disfrutar de estupendos paisajes amarillos, adornando las bellezas naturales y el sentir que estamos en Venezuela.
El 29 de mayo de 1945, en resolución Conjunta de los ministros de Agricultura y Cría y Educación se declaró oficialmente éste árbol como árbol Nacional de Venezuela, en tributo a su extraordinaria hermosura.
En los primeros meses del año, cuando la naturaleza del suelo venezolano toma aspecto de la calcinación por la fuerza de los rayos solares y la ausencia de las lluvias, el Araguaney irrumpe en apretados y áureos ramos florales al final de sus desnudas ramas, por esta razón Rómulo Gallegos llamó a los primeros meses del año "la primavera de oro de los araguaneyes".
El "Aravanei", como lo bautizaron los indios caribes, es un árbol rústico, austero, desafía los suelos duros, secos, pobres en sustancias orgánicas y los climas cálidos; sin embargo, para lograr un buen desarrollo requiere de suelos livianos y con buen drenaje, no prospera en lugares pantanosos, e igualmente requiere de abundante luz.
Se reproduce fácilmente por semilla; presenta crecimiento lento, pero tiene una larga existencia. Sus raíces son profundas por lo cual es muy apropiado para embellecer jardines, parques, calles y avenidas; además es muy apreciado en el ramo de la carpintería, ya que su madera es dura, compacta, pesada, con textura fina, se conserva bien en lugares húmedos y no se resquebraja al ser expuesta a la intemperie. Se desarrolla espontáneamente en tierras cuya altura oscile entre 400 y 1300 m sobre el nivel del mar; alcanza desde 6 hasta 12 m de altura.
El nombre indígena de este árbol autóctono, quedó registrado por primera vez en 1660 cuando al Sur de Píritu se fundó la población de San Miguel de Araveneyenan, en honor a este árbol.
En muy común observarlo en la parte oeste del Parque Nacional El Avila, por donde pasa la carretera vieja Caracas La Guaira, es todo un espectáculo verlo cuando florece.

Imágen del mapa de Google Earth de Caracas, El Avila y el Mar Caribe

Caracas, El Ávila y el Mar Caribe (Fuente: Mapa de Google Eart)

A partir del 15 de junio se permitiran las pernoctas en el Parque Nacional El Avila

Acampando en la Piedra del Indio

Fuente: Prensa Web RNV Radio Nacional de Venezuela, Ciencia, Caracas, 3 de Junio, 2008, 11:07 PM
El presidente del Instituto Nacional de Parques (Inparques), Jesús Alexander Cegarra, destacó que gracias a la acción de los bomberos forestales de, se logró controlar los incendios provocados.
Asimismo, el presidente del Instituto Nacional de Parques (Inparques), Jesús Alexander Cegarra, informó la tarde de este martes, que desde el mes de agosto también estarán permisadas las pernoctas temporales en el Parque Nacional Morrocoy.
"A partir del 15 de junio se cumple la medida precautelar establecida por el Tribunal Ambiental de Caracas y a partir de esa fecha estarán abiertos todos los accesos y estarán permitidas las pernoctas en el parque", anunció Cegarra.
Por otra parte, destacó que, "gracias a la acción de los bomberos forestales de Inparques, se logró controlar los incendios provocados, acciones que ya denunciamos públicamente. Además ya comenzamos con la recuperación y reforestación de las áreas intervenidas por el fuego".
En cuanto al Parque Nacional Morrocoy, Cegarra informó que se permitirán las pernoctas temporales y progresivas gracias a la recuperación de la avifauna de los cayos. Por eso estará permisada desde el mes de agosto, progresivamente, y controlada sólo en temporadas altas de vacaciones.