lunes, 3 de febrero de 2020

Publicidad antigua sobre el Hotel Humboldt

Publicidad Sheraton Humboldt Hotel en ingles ITT
Publicidad en revista del Hotel Sheraton Humboldt, 1969-1971
Publicidad en revista de gran Show en el Hotel Humboldt, 1 de marzo de 1958
Publicidad en revista de acto musical en Hotel Humboldt. CONAHOTU 1957-1971
Publicidad en revista de acto bailable en Hotel Humboldt CONAHOTU, 1957-1959
Publicidad de acto de musica Mexicana en Hotel Humboldt CONAHOTU, 1957-1959

Posters antiguos turisticos de Venezuela alusivos a El Avila

Poster antiguo turistico deVenezuela del Macto Sheraton Hotel y Sheraton Humboldt Hotel en El Avila. 
Poster antiguo turistico Venezuela Macuto Sheraton Hote, se ve velero en el may y al fondo hotel y El Avila.
Poster antiguo turistico de Venezuela del Hotel Macuto Sheraton, se ve el mar, hotel y al fondo el Avila.
Poster antiguo turistico, Venezuela Delta Air Lines, se observa a Bolivar, Torres del Silencio en Caracas y al fondo el Avila.

miércoles, 15 de enero de 2020

Theo Mora, un segundo Cabre

Theo Mora "Avila desde la Urbina"90 X 140 cm
Theo Mora "Parque del Este" 90 X 140 cm
Theo Mora "Avila" 150 X 60 cm
Theo Mora "Avila"
Theo Mora Ävila"100 X 150 cm
Theo Mora "Reveron"100 X 70 cm
Fuente: https://theomora.es.tl/Huellas-en-el-Tiempo.htm
THEO MORA (Artista)
Presencia del Artista.
“Con mi tierra y con la gente que ha creido en mi, tengo pactado el propósito de consagrar por entero mi vida, mis desvelos, hacia la conquista de un sitio de honor entre los pintores de mi generación. Sueño con darle eso a mi tierra. Ojalá mis afanes creativos lo consigan…
Yo me siento uno de los pintores representativos, intérprete de la naturaleza, que pinto realidades e integro al ser humano en los paisajes porque pienso que todo es obra de la misma naturaleza.”
Theo Mora
LOS CONTRASTES DEL COLOR.
Theo Mora nació el 10 de Agosto 1951 en San Simón, Edo. Táchira; es un artista que toma la pintura como profesión integral, con seriedad absoluta, y pone en su lugar la exigencia del oficio, considerándolo como esencial premisa para que la obra de arte nazca en ese estado de esplendor y vida por la cual hace llegar su mensaje.
Theo Mora a lo largo de su carrera ha recibido numerosos premios y reconocimientos, entre los que se destacan: Medalla de Oro al Paisajista Joven del Táchira (1972); Premio Popular, Sala Armando Reverón, Caracas (1973); Primer Premio IV Salón de Pintura Caveguía, Caracas (1980); Primer Premio, I Salón de Pintura Andina San Cristóbal, Táchira (1986); Segundo Premio Salón Nacional de Pintura Francisco Mata, Porlamar, Nueva Esparta (2003). Fue Vicepresidente de La Asociación Venezolana de Artistas Plásticos de Nueva Esparta AVAPNE (2002-2004) y del Circulo Internacional de Las Artes del Estado Nueva Esparta CIANE desde el 2003.
HUELLAS EN EL TIEMPO.
Theo Mora se va haciendo pintor, desde muy joven, su aprendizaje es clásico, siguiendo el método tradicional de los maestros de la Escuela de Caracas. Estudió en la Escuela de Artes Plásticas de San Cristóbal (1966-1971). Recibe influencia de su maestro Manuel Osorio Velazco, quien le enseña a pintar con mística y pasión.
Realizo su primera exposición individual en de Centro de Ingenieros de San Cristóbal (1971-1972).
Viaja a Caracas en 1971 donde estudia las obras de los maestros Pedro Ángel González, Tomás Golding , López Méndez, Iván Che Belsky; y aprende sus técnicas, especialmente del primero, a quien admira y considera que es uno de los grandes paisajistas de Venezuela. Expone individualmente en la Galería Ángel Boscán y en la Galería Marcos Castillo de Caracas (1974-1976).
Miembro fundador del grupo “TR3S” integrado por Eduardo Rey y Luis Antonio Suarez (1976).
Contrae matrimonio con la zuliana Igna Petro (1988), y Viajan a Margarita donde fijan su residencia (1989).
El ARTE DE THEO MORA
Las dos bases del arte de la pintura es el dibujo y el color, y éstos están presente en las obras de Theo.
Theo Mora con el lápiz y el carboncillo capta los más esquivos contornos de la realidad en una línea firme, sólida y vibradora, y en el color logra el único color posible, el tono irremplazable, la relación necesaria, la cantidad de pasta suficiente, y lo hace con naturalidad y confianza, sin retoques, que ensucien los empastes y sin rodeos que hagan la pincelada informe. Theo vuelca sobre el lienzo todo el juego de los colores de su paleta con desenfrenada alegría.
La maestría no es cualidad que esté al alcance de cualquiera¸ pero quienes algo entienden de esto no dudan en usar la palabra maestro, dando al vocablo toda esa dignidad que deriva del conocimiento, sabiduría y destreza. En este aspecto es reconocida la técnica de Theo Mora
APROXIMACIÓN A SU OBRA.
La obra de Theo Mora es tan variada que puede asegurarse que no existe asunto que el artista no haya acertado con resultados excelentes: paisajes, marinas, figuras, retratos, flores, bodegones, entre ellos.
El hallazgo del trópico le ha permitido descubrir y captar la magia de la luz. En muchas marinas que ha pintado tomando como modelo las playas de Margarita, el objetivo de lograr la luminosidad, es evidente y se impone sobre los demás objetos del cuadro. Toda la gama de rojos, amarillos y ocres para las luces con el blanco puro en los brillos máximos, y azules y violetas para las sombras, producen un efecto muy especial y realista a sus obras.
Las marinas y los paisajes del artista no son solamente una interpretación de la luz, son también trozos de vida, escenas de un quehacer humano que tienen unos rasgos que lo singularizan y lo identifican, localizándolo, enraizándolo en unas costumbres y en un ámbito
determinado. Cuando Theo pinta una marina, el mar es un elemento importante, pero no lo son menos las barcas que cabecean en la orilla, ni los hombres y mujeres que tiran de las redes o llenan los cestos de peces. Lo mismo cabe decir del paisaje, aquí el tema de la luz es primero y dominante. Y en cuanto a la figura el protagonista es el hombre, la figura humana bien tomada en alguna actividad tradicional o costumbrista.
Theo Mora concibe la pintura como el resultado de una mirada tendida al universo sensible, pero una mirada ordenadora e interpretativa de lo que cada cosa representa y de lo que cada situación significa y descubrirlo es descubrir la realidad del mundo.
El ojo del artista es una lente vigilante que atisba cuanto pasa a su alrededor, buscando aquellos signos para realizar sus obras.
Todo este proceso se lleva a cabo, sin prescindir de la realidad en que el artista se inspira; por el contrario busca extraerle sus valores plásticos sin desposeerla de sus atributos naturales.
Las pinceladas y el juego del color son sus tonalidades tierra y ocre se inclinan resueltamente por las técnicas impresionistas: Colorido brillante de tintes claros y cálidos, contrastes y armonías típicamente impresionistas y pinceladas sueltas que dejan sobre el lienzo unas “Huellas en el Tiempo” enérgicas y vivaces.
En la actualidad Theo Mora continúa su labor creativa, dejando en cada una de sus obras un pedazo del terruño insular, para que propios y extraños lo disfruten.


viernes, 23 de agosto de 2019

Dayana Maldonado retrata a una Caracas devaluada y fuera de circulación

Obra de Dayana Maldonado sobre Caracas y El Avila , hecha con trozos de billetes.
Obra de Dayana Maldonado, la Plaza Altamira y el Avila al fondo echos con trozos de billetes

Fuente y fotos: https://www.elnacional.com/cultura/dayana-maldonado-retrata-a-una-caracas-devaluada-y-fuera-de-circulacion/ Agosto 2019
La joven caraqueña, de 23 años de edad, considera que cualquier recurso puede ser de valor para crear una pieza de arte. Recrea la ciudad que recuerda y que quisiera volver a ver
Desde Caracas hasta Roraima, pasando por Zulia y Lara, Maldonado recrea en sus collages lugares representativos de Venezuela como el Salto Ángel, el Puente General Rafael Urdaneta sobre el lago de Maracaibo y el Monumento al Sol Naciente en Barquisimeto.
Pequeños recortes de billetes con el rostro de próceres de la historia venezolana como Simón Rodríguez, Simón Bolívar y Francisco de Miranda integran los collages creados por la joven artista Dayana Maldonado, quien retrata una Caracas “devaluada y fuera de circulación”, como dice. Su objetivo: demostrar que de las situaciones caóticas también se puede sacar algo hermoso y positivo.
Desde hace dos años, la artista caraqueña compone collages a partir de billetes antiguos que no tienen valor en el mercado, un soporte que considera más resistente que cualquier otro papel y también versátil por sus texturas y colores.
“A todos les afectó el cambio del cono monetario y las personas entraron en crisis. Quise tomar esta situación para enviar un mensaje alentador. Pase lo que pase, uno siempre va a tener las herramientas para salir adelante”, comenta.
Tiene 23 años de edad y no estudió artes plásticas. Es TSU en Ciencias Audiovisuales y Fotografía egresada del Iutirla. Y fue allí donde descubrió su pasión por el collage a partir de una asignación. “Empecé a hacer collage todos los días como un ejercicio, me relajaba bastante. Luego, con la primera devaluación, vi que las personas estaban botando los billetes. Los tomé para forrar mis cuadernos y hacer mis obras. Claro, pero nada parecido a lo que hago actualmente”, asegura.
La joven caraqueña relató que desde niña estuvo interesada en el arte y las manualidades. Recuerda que trataba de personalizar sus cuadernos con recortes de revistas. Y llevaba un blog que alimentaba con historias que iban acompañadas de sus collages. “Siempre me interesó todo lo relacionado con las artes plásticas, pero no sabía qué técnica trabajar. Desde pequeña quise ser artista, pero no sabía si dedicarme al dibujo o a la pintura”.
Vidrio, papel, plástico y billetes. Todos los elementos que estén al alcance de las manos pueden servir como materiales para elaborar una pieza de arte, considera Maldonado, a pesar de que algunas personas consideren estos objetos como desperdicios. “Empecé a hacer mis cuadros con lo que tenía al alcance de mis manos; no podía comprar una amplia variedad de pinturas y lienzo”, acota.
Para sus piezas utiliza billetes que sus familiares no cambiaron cuando dejaron de circular en diciembre de 2016. Luego sus compañeros de clase se percataron de lo que hacía y empezaron a recolectar el papel moneda que tenían en sus casas para entregárselo.
La joven planea realizar una pieza especial con billetes antiguos en los que aparece el rostro de José Antonio Páez y otros próceres de la historia.
La artista intentó hacer collages con papel de revista, pero considera que no genera el mismo impacto en las personas. “Siento que inconscientemente hice algo novedoso que la gente no estaba acostumbrada a ver”, agregó.
Maldonado ha participado con sus obras en tres exposiciones. Inicialmente, en mayo de 2018 en el Parque Cultural Tiuna al Fuerte, la segunda fue en septiembre del año pasado junto con un grupo de estudiantes de la Universidad Metropolitana en esa casa de estudios, y la última fue en diciembre de 2018 en el Centro Cultural Chacao.
Tiene intenciones de realizar una serie de mandalas elaborados con billetes. Maldonado, además también recrea cuadros de artistas famosos como Salvador Dalí y escenas de la cultura pop de series como Game of Thrones.
La artista quisiera retratar una ciudad diferente, más organizada. “Yo hago la Caracas que recuerdo y que me gustaría volver a ver en algún momento. Tengo el espíritu de querer a mi país a pesar de lo que sucede. Me gusta apreciar lo bonito que aún queda, por eso hago collages de paisajes representativos de Venezuela”, finalizó.

domingo, 9 de junio de 2019

Dibujos, óleos y litografía de obras varias sobre El Avila

Dibujo de Camille Pissarro Vista panoramica de Caracas s. f.lapiz y tinta sobre papel 24 1 x 67 3 cm col PPDC. A los lados del dibujo se observan las montanas adyacentes a Caracas.
Obra de Camille Pissarro "La Guaira" 1852 lapiz y tinta sobre papel 26 5 x 35 cm Col PPDC.
A la derecha se observa El Avila.
Obra de Fritz George Melbye en Caracas Venezuela 1853 Col PPDC oleo sobre tela 51 1 x 71 7 cm.
Al fondo se observa impetuosa la montana de El Avila
Obra de Martin Tovar y Tovar "Paisaje de Caracas" 1890 Oleo tela 38 x 78 x 2 cm Col PPDC. Al fondo El Avila.
Obra de Tito Salas "Playon Punta Brisas Macuto" 1920 al fondo se observan las montanas de la vertiente norte de El Avila.
Obra maestra de Tito Salas "Bolivar y Bello" 1970, al fondo El Avila
Litografía de W Wood "Vista de la ciudad de Caracas desde el Calvario" 1839 litografia sobre papel 38 7 x 61 3 c Col Patricia Phelps de Cisneros. Al fondo se observa la montana de El Avila.

sábado, 18 de mayo de 2019

Afiches publicitarios de los cruceros Crace Line con motivo de El Avila

Evocador afiche o poster de publicidad a color anunciando cruceros a Venezuela (1957) por la Compania Grace Line. (Caribean - South America Cruises). 
! Un destino paradisíaco !
En la imagen se observa el puerto de La Guaira y al fondo se aprecia El Avila en todo su explendor,
vista desde el mar. Ilustración de Carl Evers
Afiche o poster de los cruceros a Venezuela de la compania Grace Line.
Al fondo se aprecia la montana de El Avila
Afiche o poster de los cruceros a Venezuela de la Grace Line.
Al fondo la montana de El Avila.
Afiche cruceros de la Grace Line,
Al fondo El Avila 
Afiche cruceros de la Grace Line,
Al fondo El Avila 
Afiche o poster publicitario de la compania de cruceros Grace Line promocionando sus cruceros de 12/18 días al Caribe y Suramérica abordo de sus "Santas" (1951), incluyendo La Guaira.
Nótese la imagen haciendo referencia a "Caracas y El Avila"

El Dictador Fídel Castro visito Teleférico de El Avila

Fidel Castro disfrutando en una cabina del teleférico de la Fila, entre el Hotel Humboldt y la Estación Avila
Fidel Castro visitando en el Hotel Humboldt del Teleferico de El Avila
Cable notificando visita de Fidel Castro al Hotel Humboldt del Teleferico de El Avila en 1959