viernes, 16 de mayo de 2008

Camino por la ruta del tren La Guaira Caracas

Salida del tunel tapiádo del trén a La Guaira
Entráda del túnel tapiádo del trén a La Guaira

Entráda a la casa de la estación Zig Zag del Tren a La Guaira

Camíno a la estación Zig Zag del Tren a La Guaira

Taller de la estación Zig Zag del tren a La Guaira

Taller de la estación Zig Zag del tren a La guaira, visto desde la Carretera

Quiero agradecer al exursionista Derbys López quien presíde La FUNDACION HISTORIA ECOTURISMO Y AMBIENTE (FUNDHEA), por permitirme publicar en mi blog este relato, pero tambien quisiera agregar como preámbulo de su aventura algúnos comentarios sobre los antecedentes de exploración en ésta zona de El Avila.
Recuerdo que miembros de la SOCIEDAD VENEZOLANA DE ESPELEOLOGIA se aventuraron en realizar la hazaña de descender las 3 cascadas de la Quebrada Tacagua, en el sector de Boquerón,nunca antes realizádo, con el proposito de buscar antiguas minas de oro y cuevas, dando un resultando poco fructífera y muy arriesgado. Entre los que bajáron con cuerdas y escaleras de Electron estaba el Dr. Federi Milá de La Roca quien es uno de los que mas ha investigado y explorado el Avila.
Posteriormente otra ves la S.V.E realizó una nueva exploración pero ésta vez por la antígua vía del tren localizando tres túneles antíguos de el Tren y algunas estaciones.
Otra esploracion, subiendo desde Catia La Mar por la Quebrada Tacagua hasta el primer salto, en la que partipé en compañia del arqueólogo Helmuth Straka y el Geólogo Franco Urbani, tuvimos la suerte de descubrir un pequeño abrígo rocoso, una mina tapiada y otra pequeña mina, además de ver la gran pared de rocas que es parte de el antíguo acueducto que abastecía de agua a Catia La Mar.
La FUNDACION HISTORIA ECOTURISMO Y AMBIENTE (FUNDHEA), Presidida por Derbys A. López Suarez, realizó una primera excursión exploratoria el 28 de febrero de 2008, con el objetivo de ubicar la estación Zig Zag.
Texto y fotos de: Derbys López
Fuente: http://cursoexcursionismo.spaces.live.com/
Conocer la historia del Tren La Guaira a Caracas es muy fascinante mucho mas admirando infinidades de fotos de la época la cual nos lleva a un pasado no muy lejano. Fue una obra de ingeniería sin igual en Venezuela solo comparada con la construcción de la Autopista Caracas la Guaira…
Nosotros como excursionistas nos planteamos recorrer la ruta del tren, hemos recopilados planos, fotos y anécdotas de personas que llegaron a recorrer la vía en su juventud… avivando nuestro deseo de cumplir nuestro cometido.
En enero fuimos al Sector de Pedro García, en la carretera vieja Caracas La Guaira, solo para visualizar y trazar estrategias para la primera excursión. Por Casualidades de la Vida conocimos a la Sra. Rogmar Gómez, promotora de los consejos comunales del Sector, charlamos con ella de nuestra meta y ofreció ayudarnos… ya que los terrenos de su propiedad colinda con los de la Casa Taller del tren… fijando a futuro la fecha de la excursión.
El domingo 24 de febrero del 2008, pautamos realizar la tan ansiada excursión a la línea del tren… con ganas de llegar a la estación del Zigzag… el día martes 26 de febrero la misma.
Al llegar el día organizamos nuestros equipos básicos, (primeros auxilios, cámara fotográfica, etc.) compramos nuestra ración de caminata y la comida necesaria; partimos rumbo a Pedro García, Lisett Joller, Jesús González y mi persona, encontrándonos en horas del mediodía con la Sra. Rogmar en su casa, ella no nos podía acompañar pero nos envió a 4 adolescentes que nos sirvieron de guía…Ghosber Torres, Alberto Blanco, Víctor López y Rubén Santana, muchachos siempre alegres que nos divirtieron con sus ocurrencias.
Partimos de Casa de Rogmar rumbo a la casa del taller, comenzamos a bajar por una escalera que servia a la casa del taller tener contacto con la carretera vieja, la vegetación se hizo densa y los jóvenes nos llevaron por un atajo, bajando por un declive hasta una explanada que llegaba directo a la casona… al llegar nos deleitamos con el detalle arquitectónico, restos de tornillos, tuercas y diferentes piezas de hierro, la altura de la casona es de aproximadamente 15 metros y se puede visualizar desde el sector del Trébol desde la Autopista Caracas La Guaira, recolectamos varias muestras y nos quedamos sorprendidos por los pedazos del vidrio del ventanal que se encuentra en el techo, el vidrio se nota que fue fundido sobre una tela metálica, que hacia las veces de vidrio de Seguridad (¿¿?? Investigaremos), los jóvenes se divertían subiendo a una estructura de dos pisos que pudo haber sido el área de oficinas y dormitorios… aun hay detalles del sistema eléctrico y de un tanque aéreo y subterráneo, que nos llamo mucho la atención… ¿para que se usaría? toda la estructura del taller se parece mucho a la planta generadora de electricidad de el Encanto… y a la planta eléctrica de la Guaira… ¿Será que era una planta Generadora de electricidad para el sistema ferroviario?… ahondaremos esta interrogante con algunos vecinos del sector ya que la Sra. Rogmar nos indico que ellos trabajaron en la casa del taller y en el tren… (Grandes historias iremos a recopilar) continuamos con nuestro recorrido, los muchachos discutían sobre la ruta a seguir y de los peligros de cada una… mientras nos preguntaban -¿Vamos a la línea? ¿Quieren ir al túnel? ¿Quieren ver un letrero del tren? ¿Quieren ir a la Iglesia abandonada? A todas estas preguntas respondíamos que si, queríamos abarcar todo lo que fuese posible en lo que quedaba del día.
Salimos de la casa del taller rumbo a la línea, ellos seguían discutiendo sobre la mejor ruta, le dije que cual es la mas corta y todos dijeron que la de la quebrada, y esa fue la que escogimos; pasamos por un sitio donde hubo una serie de casas, todas ya derruidas, lo que denotaba la presencia humana era la gran cantidad de Basura, y que basura, un festival de ollas de peltre, botellas antiguas (fanta, dumbo, de licores, pepsi, y entre otros) poncheras metálicas y digno para cualquier coleccionistas, recolectamos algunas y la dejamos en el camino ya que los muchachos nos dijeron que volvíamos por allí. Seguimos bajando por la quebrada lentamente tratando de reconocer todos los detalles de la basura arrastrada, en el camino hallamos parte de los rieles, los muchachos nos indicaron que muchas personas se han dedicado a quitarlos y venderlos a los chatarreros, Nosotros pudimos constatar que los lugareños los utilizaron para hacer cercas… bajando la quebrada halle un trozo grande de carbón mineral el cual utilizaba el antiguo tren, lo aparte del camino con la intención de recogerlo cuando regresáramos (cosa que no fue así, ya que tomamos otra ruta) llegamos a la línea del tren, es una vía de aproximadamente 4 metros de ancho, muy bien definida pero invadida por una serie de bejucos y matorrales… nos imaginamos la proeza de limpiar todo, los muchachos nos volvieron a la realidad y tomábamos atajos a través del barranco. En la línea, había una serie de canales de cemento cerca de las quebradas, por donde corre el agua de las lluvias, vimos restos de las uniones, tornillos, clavos, durante toda nuestra travesía solo logramos ver dos durmientes… era una aventura los atajos por donde nos metían los jóvenes, caímos y rodamos muchas veces, a lo lejos empieza a gritar uno de ellos -aquí esta el letrero aquí esta el letrero…Apuramos el paso y pudimos constatar que era un indicador de Kilómetro del Lugar, era una placa de hierro colado de aproximadamente 50x50 cmts y de 4 cmts de espesor con la inscripción del numero trece, esta placa esta enmangada por dos grandes tornillos a un trozo de riel de aproximadamente un metro de altura con el cuadro de cemento en que fue vaciado, el mismo se encontraba tirado en el barranco es toda una proeza recuperar esta pieza… lucharemos por que así sea. Los jóvenes nos indicaron que alguien al cual le dicen el mudo tiene la placa con el numero 15… seguimos nuestra marcha pero imaginándonos como recuperar esa pieza… al llegar una curva empezamos a subir y luego bajar, se nota que es un derrumbe antiguo por lo compacto del terreno, al cabo de 10 minutos empiezan a gritar -llegamos al puente, llegamos al túnel, para que entiendan, ellos iban a prisa mientras nosotros nos estábamos deleitando con la ruta… mirando a todos lados tratando de hallar los rieles en su sitio, algún poste entero (todos habían sido cortados) solo hallábamos parte de la columna de cemento y pedazos de vigas cortadas… llegamos al túnel, para acceder a el debemos de atravesar un embaulamiento de cemento de la quebrada de aproximadamente 3 metros de ancho, el puente que tanto hablaron los muchachos… dos grandes vigas cruzan el embaulamiento, y sobre ellos reposaban los durmientes (los únicos que vimos) y sobre ellos lo que fueron los rieles, la entrada del túnel se encuentra obstruida hasta la mitad por un derrumbe y apenas se puede ver luz al final del túnel, donde se puede presenciar otro derrumbe… el túnel esta realizado en cemento y encofrado con ladrillos, aun en el techo se puede evidenciar las marcas del hollín dejado por el antiguo tren, tomamos algunas fotos, ya que tuvimos problemas técnicos con las pilas de la cámara... no avance mas en el mismo por la presencia de murciélagos… los muchachos se quejaban del hambre, hablando de que rico seria comer chicharrón, que esta fresquesito ya que esta mañana se preparaban a freírlos… sus charlas avivaron nuestro apetito, compartimos con ellos caramelos y agua… y ellos volvieron a discutir sobre el camino a seguir –subamos por la quebrada es mas rápido decía uno – por la quebrada que da a casa de María, decía el otro, -tu estas loco María nos puede reclamar por pasar el portón…le replicaban… nosotros como testigos mudos esperábamos que se pusieran de acuerdo… decidieron el de la quebrada que pasaba cerca del túnel, empezamos a subir entre piedras y al pasar por los restos de un gran tronco los muchachos no se dieron cuenta de que había una serpiente, Jesús que venia detrás de ellos la vio y me hizo notar de que era venenosa, llegue al sitio y no visualizaba al animal, busque entre las piedras y no la veía, le dije a Jesús que ya seguramente se había marchado, al mover el machete entre una rendija nos apareció una Macagua de aproximadamente metro y medio de largo… los jóvenes querían matarla a la cual les reclame, hicieron un alboroto, buscaron piedras y palos, y me negué que les dieran muerte, la aparte del camino, y continuamos la marcha… luego nos encontramos que la quebrada estaba llena de matorrales y que los muchachos mostraron temor de que hubieran mas serpientes por allí, y nos regresamos otra vez a la entrada del túnel; en el regreso nuestra compañera Lisett cayo sentada sobre una piedra, se levanto rápidamente pero vi su expresión de dolor… al llegar al túnel volvió la discusión de los muchachos otra vez sobre el camino a seguir, el joven Ghosber nos dice que se puede llegar subiendo por la ladera del cerro por donde atraviesa el túnel, los demás querían regresar por el camino que nos trajo allí, le preguntamos que tiempo nos tomaría llegar subiendo por la ladera, porque el otro camino seria hora y media, y mi reloj ya marcaba las 4:15pm y no podíamos dejar que cayera la noche… el nos contesta que en 45 minutos de camino, que pasaríamos cerca de la iglesia y la escuela abandonada, pero que era muy empinado… le pregunte que tiempo tenia que no pasaba por ese camino y me comento que hace 2 semanas… le indique que haríamos ese camino… nos pusimos manos a la obra, fue una aventura subir agarrándose de cuantos bejucos y ramas habían en la trocha, yo venia al mismo ritmo de Lisett ya que me preocupaba por lo de su caída, Jesús se adelantaba y nos esperaba indicando cual rama si y cual rama no… hasta que llegamos al patio trasero de la iglesia abandonada…(no logre fotografiarla ya que nuestros guías se habían adelantado) seguimos por un camino bien elaborado pero con un gamelotal muy alto y con una serie de edificaciones abandonadas… llegamos a un cruce donde existe una escalera, nuestros guías nos dijeron que siguiéramos por allí, ellos salieron corriendo… Jesús y Lisett los seguían rápidamente mientras yo iba tomando una serie de fotos… al final de la escalera estaba la casa de Rogmar, nuestro punto de partida… mientras subía salude a una pareja de ancianos que vivía en la primera casa que halle en la escalera, una doña encantadora, que me ofreció agua fría y a la cual acepte con gusto, el Don, encendía una pipa algo vieja pero llamativa y me pregunta de ¿que hacemos por allí? Le comente sobre nuestro recorrido, la Sra, me dijo que nació en una de las casas que se encontraban cerca del taller, y que toda su vida la había pasado aquí en Pedro García, que aquí conoció a su eterno novio que vino de España… que vino a enamorarla, yo me reí y le dije – y usted brava no! A lo que me replico –Brava, apenas me dijo que se quería casar conmigo ni lo pensé, y aquí nos tienes como unos grandes enamorados… como unos grandes Novios verdad mi viejo. El Sr. Se había sonrojado y dijo si moviendo la cabeza y absorbiendo una bocanada de su pipa, Es hermoso encontrar parejas con esa juventud… Guarde ese hermoso momento en una fotografía… me invitaron a que los siguiera visitando y contarme todas esas historias de la carretera y del tren. Jesús se devuelve para ver que me había pasado, y le dije que tenía un encuentro amoroso, con unos abuelitos, porque lo que más sobraba en esa casa era amor…
Hablamos con Rogmar sobre todo lo sucedido, fuimos a preparar nuestro almuerzo (si nuestro almuerzo a las 5 de la tarde) el cual consistió de atún con mayonesa, pan, salsa de pimentón y te de durazno… comimos con nuestros guías y ellos querían saber si volvíamos mañana para seguir la aventura… le dijimos que les avisaríamos con calma… El tío de Rogmar había sacado para enseñarnos una serie de recortes de periódicos y revistas sobre presidentes de Venezuela, charlamos un rato sobre historia y de cómo se debería recuperar los patrimonios existentes en el sector (monumento al accidente, la ruta del tren) nos despedimos de Rogmar y de su familia, nos dirigíamos al carro cuando se nos acerca un señor y nos dice si estábamos comprando antigüedades, le dijimos que no, pero le preguntamos sobre que ofrecía, el nos dijo que sabe donde hay una placa redonda de Bronce que dice “Estados Unidos de Venezuela 1948” y que la misma se encontraba incrustada en la carretera y el la tiene escondida rellena de tierra… le pregunte que cuanto cobraba, y me dijo que tenia que hablar con alguien, que lo podíamos ubicar cerca de la chicharronera, Lisett pregunto donde quedaba, y el señor nos indico que cerca, fuimos para allá y vimos como freían el chicharrón, no podemos negar que se nos hizo agua la boca, nos dijeron que debíamos esperar por media hora, la cual aceptamos con gusto… El encargado de la Chicharronera es hermano de Rogmar, y eso hizo que entráramos en confianza, el precio del Chicharrón es muy accesible, cuesta 15 Bs f. y vende al mayor y detal, al igual que pernil y costilla (crudos) la chicharronera se llama Indio Mara y se encuentra Casi al lado del monumento al Accidente en Pedro García. (Por la calle detrás del monumento) Lo pueden contactar por el teléfono 04140175808
Ya de regreso a nuestras casas, veníamos planificando cuando seria la próxima excursión, degustando de los que habíamos comprado en la chicharronera…
Fue un día muy lleno de aventuras y de reconocimientos, Lisett, Jesús y Yo nos felicitábamos por el logro alcanzado, pero tomando en cuenta que nos falta mucho camino que Andar… Línea del Tren, Nos volveremos a ver…

2 comentarios:

Jhonny Javier dijo...

Hola Pedro. que buena experiencia. te pregunto. siempres haces este tipo de exursiones? me encantaria participar en una. mi correo es enloqueando@hotmail.com me dices cuando son, cuanto hay que pagar o los requisitos necesarios. estudie historia y siempre he tenido el sueño de conocer la ruta del ferrocarril de la Guaira.
me avisas Gracias.

PANTHALASSA dijo...

Hola Pedro, te felicito por esa excursion mi nombre es Anibal y soy arqueologo, me gustaria saber cuando puedo acompañarlos a esa ruta mi correo es carballo.anibal@gmail.com, gracias y de nuevo felicitaciones