sábado, 16 de mayo de 2015

El viejo Avila


  
Revista Elite 1933
La tarde vierte sobre Caracas, un poema de nubes policrómas
La Guaira 1910 Manuel Cabre
Aureliano Alfonzo Barrios
Fuente: http://mariafsigillo.blogspot.com/2013/08/el-viejo-avila.html Caracas 11 agosto 2013 y Revista Billiken 1941
El Avila
Toda la magia de los colores la muestra el gigantesco Avila. Es como una monstruosa paleta ofrecida a los caprichos del sol y de las nubes. 
En las mañanas neblinosas, cuando la ciudad duerme bajo el velo frío, las nubes mezclan sus blancos y sus grises sobre la aspereza del gran cerro;  nieves y plomos combinan sus matices en las duras piedras, vistiendo de candidez y de tristeza al coloso que sueña su rudo sueño milenario. 
Después los pinceles rubios del sol trabajan todo el día en el bloque  inmenso. Es con un verdadero amor de artista como el sol va realizando su obra de pintor maravilloso. A veces se complace en que el Avila vista de azul. Y desde el azul más pálido, allá en las crestas altísimas, hasta el azul más profundo, casi negro, en los hondos barrancos, el cerro posee hermosamente todos los tonos.  A veces las piedras, llenas de luz, despiden fulgores de zafiros. 
La  Selvática sinfonía de los verdes, también da sus notas en dulces horas.
Sedas y metales de hojas, sueños de viejas aguas, nobles bronces, se muestran entre el oro suave de la luz.  
Carlos Paz García 
Fuente: Billiken 
# 850/ 1941
 Nieblas
 
Entran con Sigilo     Rosa de misterio
por el estéril  abra,     luce a la distancia,
cual legión de espectros    y entre nubes grises
las nieblas del Avila.     parece que sangra.

Pone el sol en ellas     En el horizonte
  Una pincelada          orto de esperanza,
     De Cristóbal Rojas,   la propicia Venus
        Luminosa y trágica.    enciende su lámpara.
 
Gran melancolía    La ciudad procera
del poniente baja    recobra la calma
y la tierra cubre    de todo el que sufre,
con ténebre gasa.    De todo el que ama.

El Angelus lento    ¡Quién pudiese un día
siente la nostalgia     tener su mortaja,
de que se revisten    hecha con girones
las nieblas del Avila.    de nieblas del Avila!
 
      Eduardo Carreño 
Billikin
1941 
 

No hay comentarios: